4 dic. 2011

Con mucho pulso


Buenos días! 

Volvemos con más cositas en esta mañana de domingo, un domingo más dulce que otros (al menos para mucha gente) porque enlaza con un súper puente.

Espero que en estos días que hay por delante me dé tiempo a estudiar sin fin (que buena falta me hace) y también a hacer más cositas, porque el repertorio empieza a escasear.

Hoy os traigo un trabajo especial, hecho tal y como dice el título, con mucho pulso. Os cuento cómo he hecho estas preciosidades (jeje). 

Ambas son algunos intentos (no los primeros, pero casi) de la técnica mokume gane. Esta técnica, para los que no sepáis de qué va, es difícil de pronunciar pero fácil de hacer. Consiste en apilar láminas finitas de fimo de diferentes colores, y cuando nos parezca que ya está bien, aplicar en la superficie una textura que nos guste.

En mi caso, he elegido los relieves que he empleado ya en otros broches y colgantes y que reconoceréis, de flores y bolitas. 

Bueno, pues una vez “impreso” el relieve que queríamos, con mucho cuidado hay que ir pelando las zonas más sobresalientes, con una cuchilla, y así saldrán a la luz las capas que estaban debajo. 

Esto es lo que he hecho para el broche con tonos rosas y blancos, pero para el otro lo que he hecho sin más es coger fimo azul y por encima poner una capa finísima de fimo color perla. 

En ambos casos he puesto la textura y los he cortado igual, pero mientras en el rosa aparecen los mismos colores una y otra vez, en el azul y perla sólo hay un azul de fondo y un perla dibujando las flores. Es una pequeña variación que se me ha ocurrido, pero seguro que hay en la red miles de trabajos similares de otros artistas.

Bueno, y después de este rollo, aquí vienen las fotos.

Broche de fimo en tonos azul y perla con la técnica de "mokume gane" modificada

Broches de fimo en tonos rosas y blanco con la misma técnica, con motivos de espirales y cachemir


¿Os ha gustado? ¿Sí? ¿Sí?

Un saludo y nos vemos la semana que viene!

Feliz puente!!

SdC

No hay comentarios:

Publicar un comentario